Areas


Servicio de Dosimetría Personal
Criterios recomendados de asignación de dosímetros personales

Según el Reglamento de Protección Sanitaria contra Radiaciones Ionizantes tienen la consideración de trabajadores expuestos aquellas personas que, por las circunstancias en que se desarrolla su trabajo, bien sea de modo habitual, bien de modo ocasional, están sometidas a un riesgo de exposición a las radiaciones ionizantes susceptible de entrañar dosis superiores a alguno de los límites de dosis para miembros del público.
Límites de dosis para distintas clases de personal
Clasificación
del personal
Dosis efectiva
Dosis en cristalino
Dosis en piel y extremidades
Trabajador expuesto
100 mSv/quinquenio
50 mSv/año
 
150 mSv/año
 
 
500 mSv/año
 
Miembro del público
1 mSv/año
15 mSv/año
50 mSv/año
Los trabajadores expuestos se clasifican en dos categorías A y B. Pertenecen a la categoría A los que puedan recibir una dosis efectiva superior a 6 mSv por año oficial, o una dosis equivalente superior a 3/10 de los límites de dosis equivalente para el cristalino (45 mSv/año), la piel y las extremidades (150 mSv/año). Los trabajadores expuestos de categoría A deben utilizar obligatoriamente dosímetro individual.

Pertenecen a la categoría B aquellos trabajadores expuestos que es muy improbable que reciban dosis efectivas superiores a 6 mSv por año oficial, o a 3/10 de los límites de dosis equivalente para el cristalino, la piel y las extremidades. Los trabajadores expuestos de categoría B no necesitan obligatoriamente utilizar dosímetros individuales, basta con estar sometidos a un sistema de vigilancia dosimétrica que garantice que las dosis recibidas son compatibles con su clasificación en categoría B.

Se consideran trabajadores no expuestos aquellos que es muy improbable que puedan recibir dosis superiores a los límites para los miembros del público. Los trabajadores no expuestos, al tener la consideración de miembros del público, no necesitan ningún tipo de control dosimétrico.

En la tabla adjunta se recoge el resumen de los niveles de dosis efectiva y dosis equivalente en el cristalino, la piel y las extremidades utilizados en dicha clasificación de personal.
Niveles de dosis para clasificación de los trabajadores
Clasificación
del personal
Dosis efectiva
Dosis en cristalino
Dosis en piel y extremidades
Trabajador expuesto de categoría A
 
> 6 mSv/año
 
> 45 mSv/año
 
> 150 mSv/año
Trabajador expuesto de categoría B
 
< 6 mSv/año
 
< 45 mSv/año
 
< 150 mSv/año
Trabajador no expuesto
(miembro del público)
< 1 mSv/año
< 15 mSv/año
< 50 mSv/año

  Trabajadores expuestos de categoría A
Una minoría de las personas que trabajan con radiaciones ionizantes en el medio sanitario puede ser clasificada como trabajadores expuestos de categoría A y necesitarían ser controladas mediante dosimetría individual. En dicha situación se encuentran las personas:
que deben permanecer próximas al haz de radiación en radiología intervencionista y hemodinámica,
que preparan y administran dosis radiactivas en medicina nuclear,
asociadas con la preparación del tratamiento y cuidado de pacientes en terapia metabólica,
que realizan estas funciones en braquiterapia.
Igualmente se clasificarán como de categoría A aquellos trabajadores que, aún cuando se encuentren sometidos a un riesgo bajo de exposición, en condiciones normales de operación, puedan verse implicados en operaciones especiales con ocasión de situaciones excepcionales contempladas en el plan de emergencia de la instalación.
  Trabajadores expuestos de categoría B
Como orientación, y de acuerdo con las recomendaciones de la Comisión Internacional de Protección Radiológica, en su publicación nº 57 (par. 128-134), la mayoría de las personas que trabajan con radiaciones ionizantes en el medio sanitario pueden clasificarse como trabajadores expuestos de categoría B. Por tanto no sería necesaria la utilización de dosímetros individuales por parte de dichos trabajadores siendo suficiente con la realización de una vigilancia dosimétrica de sus puestos de trabajo. No obstante, como la vigilancia individual es relativamente sencilla de llevar a cabo, proporciona una comprobación continua y puede resultar más fácil de adoptar que un programa de vigilancia de áreas, se suele utilizar frecuentemente como una forma de confirmar que las medidas de protección radiológica y los procedimientos de trabajo adoptados individualmente por los trabajadores son satisfactorios.

Sin embargo, en aquellas ocasiones en que varios trabajadores rotan en un mismo puesto de trabajo, considerado como de categoría B, es recomendable la utilización de dosímetros de puesto de trabajo rotatorio en lugar de dosímetros individuales. Tal podría ser la situación de los facultativos de radiodiagnóstico que efectúan guardias en urgencias.

De forma similar, en aquellos casos en que varios trabajadores pueden permanecer en los alrededores de fuentes de radiación a distancias relativamente grandes, por lo que las dosis a las que están expuestos individualmente cada uno de ellos son muy inferiores a los límites de dosis para trabajadores expuestos de categoría B, es recomendable el uso de dosímetros de área.

En general, en todos aquellos casos en los que los trabajadores deben permanecer, durante las exposiciones a radiaciones ionizantes, detrás de una mampara fija de protección que garantice que sus condiciones de trabajo son compatibles con su clasificación en categoría B, sería suficiente la realización de una dosimetría de área del puesto de trabajo.

El personal que realiza las sustituciones por vacaciones y bajas de trabajadores expuestos de categoría B, durante períodos cortos de tiempo, no necesitaría igualmente la utilización de dosímetro individual. Sus dosis se pueden estimar a partir de los resultados de la vigilancia realizada en el ambiente de trabajo o a partir de mediciones individuales realizadas a otros trabajadores expuestos, según se indica en el artículo 30 del Reglamento de Protección Sanitaria contra radiaciones ionizantes.


 
  Trabajadores no expuestos
Como orientación general, siguiendo las indicaciones del Manual General de Protección Radiológica (Junio 2003), como documento genérico para el medio hospitalario, desarrollado dentro del Foro Consejo de Seguridad Nuclear/Sociedad Española de Protección Radiológica/Sociedad Española de Física Médica, no se considerarán trabajadores expuestos y por tanto no deberán ser controlados dosimétricamente, los que se cita a continuación:

  Radiodiagnóstico:
  1. Los administrativos, celadores y limpiadoras, al ser trabajadores que no participan en la realización de las exploraciones con radiaciones ionizantes, deben ser clasificados como trabajadores no expuestos, es decir miembros del público.
  2. El personal sanitario involucrado exclusivamente en las exploraciones mediante ecografía, que no implican la exposición a radiaciones ionizantes, debe ser clasificado igualmente como trabajadores no expuestos.
  3. El personal facultativo que informan las imágenes diagnósticas sin participar directamente en la obtención de las mismas, debe ser clasificado igualmente como trabajadores no expuestos.

  Radioterapia e instalaciones con fuentes no encapsuladas:

  1. Los administrativos, al no participar en la realización de las exposiciones con radiaciones ionizantes deben ser clasificados como trabajadores no expuestos.

Añadir a Favoritos | Establecer como Página de Inicio
Resolución óptima 1024x768, CND 2013