Dosimetría personal Dosimetría personal

Dosimetría destinada a estimar de forma directa el equivalente de dosis recibida por una persona determinada. Dependiendo de las zonas del cuerpo cuyas dosis se desee estimar, se ofrecen los siguientes tipos de dosimetría:

Dosimetría de la totalidad del organismo

Se realiza mediante dosímetros de solapa, que se deben colocar en aquella posición que sea representativa de la parte más expuesta de la superficie del cuerpo. En aquellos casos en los que sea necesario el uso del delantal plomado, el dosímetro se colocará debajo de éste y en la posición recomendada anteriormente.

El Centro Nacional de Dosimetría informa mensualmente al Consejo de Seguridad Nuclear de las lecturas e incidencias ocurridas con los dosímetros dedicados a dosimetría de la totalidad del organismo.

Dosimetría de las extremidades superiores

Se realiza mediante dosímetros de muñeca y/o anillo. Está indicada para trabajadores expuestos en los que existe una probabilidad razonable de que el equivalente de dosis personal Hp (0.07) en extremidades supere los 150 mSv/año (3/10 del límite anual de dosis en extremidades o piel), como puede ser el caso de trabajadores que manipulen habitualmente fuentes radiactivas.

El Centro Nacional de Dosimetría informa mensualmente al Consejo de Seguridad Nuclear de las lecturas e incidencias ocurridas con los dosímetros dedicados a dosimetría de las extremidades superiores.

Dosimetría de abdomen

Se realiza mediante dosímetros de solapa. Está reservada para la estimación de la dosis en el abdomen de las trabajadoras gestantes expuestas, por tanto se deben colocar sobre el abdomen. En aquellos casos en los que sea necesario el uso del delantal plomado, el dosímetro se colocará debajo de éste.

En la web del Consejo de Seguridad Nuclear se pueden consultar recomendaciones sobre Protección Radiológica de las trabajadoras gestantes.

El Centro Nacional de Dosimetría informa mensualmente al Consejo de Seguridad Nuclear de las lecturas e incidencias ocurridas con los dosímetros dedicados a dosimetría de abdomen.

Dosimetría de cristalino

Se realiza mediante dosímetros de cristalino. Está indicada para trabajadores expuestos en los que existe una probabilidad razonable de que el equivalente de dosis personal Hp (3) en cristalino esté próximo o supere los 20 mSv. Se deben colocar lo más próximo posible al ojo más expuesto, en el gorro quirúrgico, en la patilla de la gafa o en la cinta elástica alrededor de la frente y que se suministra para tal fin. Esta dosimetría se puede utilizar como una estimación del equivalente de dosis personal en cristalino, siendo necesario que el responsable de Protección Radiológica haga un análisis de su uso y corrija la medida dosimétrica con los factores adecuados, por ejemplo en el caso de uso de gafas plomadas de protección.

El Centro Nacional de Dosimetría no informa mensualmente al Consejo de Seguridad Nuclear de las lecturas de los dosímetros dedicados a dosimetría de cristalino. La dosimetría de cristalino todavía no está autorizada por el Consejo de Seguridad Nuclear para su uso oficial.

Dosimetría de delantal

Se realiza mediante dosímetros de solapa situados sobre el delantal plomado. Esta dosimetría se puede utilizar como una estimación del equivalente de dosis personal en órganos o tejidos no protegidos por el delantal o collarín plomado. Para ello, es necesario que el responsable de Protección Radiológica haga un análisis de su uso y aplique los factores correctivos adecuados, como el geométrico y el de posible atenuación de elementos de protección.

La dosimetría de delantal también se puede emplear, junto con la dosimetría de la totalidad del organismo, para estimar de forma más precisa la dosis efectiva.

El Centro Nacional de Dosimetría informa mensualmente al Consejo de Seguridad Nuclear de las lecturas de los dosímetros dedicados a dosimetría de delantal. La dosimetría de delantal no constituye dosimetría oficial.

 

Condiciones de uso del dosímetro para dosimetría personal

El uso del dosímetro para dosimetría personal está restringido al trabajador y al centro al que está asignado, para la finalidad indicada en cada caso y bajo la supervisión del Servicio o Unidad de Protección Radiológica correspondiente.

Cada trabajador tiene asignados dos dosímetros para cada tipo de dosimetría de alta que se deben utilizar en meses alternos, de modo que se envía para su lectura uno de ellos mientras se hace uso del otro. Para el control del dosímetro en uso, en el envoltorio aparecen impresos el nombre y apellidos del trabajador, el mes de uso para el que está destinado el dosímetro, el número de historia y un número de control interno.

Ante cualquier duda sobre qué dosímetro devolver al Centro Nacional de Dosimetría y cuál quedarse para su utilización el próximo mes, se debe aplicar los siguientes criterios:

En NINGÚN CASO el trabajador de alta debe quedarse sin dosímetro Se debe devolver para su lectura el dosímetro del mes de uso más antiguo Se debe conservar para su utilización el dosímetro de mes de uso más reciente Tras la lectura del dosímetro recibido, se les devolverá un nuevo dosímetro para su utilización en el mes siguiente