Normas de gestión de dosímetros Normas de gestión de dosímetros

La envoltura de los dosímetros NO SE DEBE ROMPER BAJO NINGÚN CONCEPTO, dado que el dosímetro quedaría inutilizado. Si por accidente fortuito se les rompiera la envoltura, devuélvannos INMEDIATAMENTE, dentro de un sobre, las distintas partes del dosímetro.

Desde que un trabajador recibe su primer dosímetro, éste debe tener siempre en su poder al menos un dosímetro para ser utilizado. Por tanto, antes de enviar un dosímetro de vuelta para su lectura se debe esperar a recibir el nuevo.

El mes de uso del dosímetro les debe servir de guía para controlar los dosímetros que deben utilizar y los que nos tienen que devolver para su lectura en cada ocasión. En las listas que acompañan a cada envío de dosímetros se indican los dosímetros en su poder en ese momento.

Cada mes les leeremos los dosímetros que nos remitan y les enviaremos el informe correspondiente, indicando el mes de uso para el que se los habíamos enviado. En el caso de que algún usuario no remita ningún dosímetro para su lectura aparecerá referenciado en una relación al final del informe, donde constarán los dosímetros que tiene en su poder. A vuelta de correo, les remitiremos los dosímetros que deben usar el mes siguiente.

A los portadores que no envíen a leer alguno de sus dosímetros durante dieciocho meses consecutivos se les dará de baja. En los informes de los últimos tres meses avisaremos de dicha circunstancia y al finalizar el tercer mes sin que se haya subsanado la anomalía, se hará efectiva la baja. Los dosímetros no enviados a leer de un portador dado de baja se declararán no devueltos.

En el primer envío los dosímetros personales de solapa llevarán una pinza de sujeción. Dicha pinza deben conservarla en su poder cuando nos devuelvan el dosímetro para su lectura y engancharla al nuevo dosímetro que le enviemos para el mes siguiente. En cualquier caso, les adjuntaremos pinzas sueltas, en los envíos subsiguientes, por si se extraviaran algunas de ellas.

En el primer envío los dosímetros personales de anillo llevarán una cajita para guardar en ella el dosímetro que se tenga en uso. Esta cajita la debe conservar siempre el usuario en su centro de trabajo, no se tiene que enviar de vuelta. Cada mes se enviará el anillo dentro de una bolsita de plástico etiquetada con el nombre del portador y mes de uso. En la medida de lo posible, el anillo se devolverá dentro de esta bolsita.